Carta a la comunidad científica del Director de Misterios de la Astrofísica: Cuando recuerdes la esencia de quién nada tiene que perder.

La única forma de perder el ego es recordar aquellos momentos en los que nada había ya que perder, tras aquella terrible quiebra que me abrió los ojos después de más de 13 años de  carrera profesional en el sector de la consultoría en Telecomunicaciones, al poco de inventar mi protocolo y dispositivo de telecomunicaciones …