¿Tenemos miedo a ser libres?

Ser libre es tener capacidad de tomar decisiones. La libertad es buena, pero es cruel. Te permite tomar decisiones, pero cada decisión acarrea una consecuencia. Si has decidido bien, las consecuencias serán positivas; si has decidido mal, las consecuencias serán, con toda seguridad, dolorosas (más dolorosas, cuando más profundo haya sido el error). Ahora bien. …